Ni siquiera las estrellas son el límite


Arte de Aylen Magali Suarez

Cuando mi hija supo que La Estrella es mi arcano favorito, diseñó esta lámina y me la regaló con una dedicatoria preciosa que atesoro, en la que sobresalió esta frase que, siento, toma el espíritu que la carta muchas veces me transmite: “Recuerda, ni siquiera las estrellas son el límite.”

Me hizo pensar en los límites imaginarios que nos rodean, en el corralito mental que conforma nuestra vida, una cosmovisión que pensamos es abierta y tal vez lo sea sólo si nadie la desafía. Cuando algo desafía nuestra idea del mundo, enseguida nos ponemos a la defensiva. Siempre luchan las dualidades, siempre se crean enemigos; sin embargo La Estrella muestra tanta paz..

TM Pablo Robledo
El libre albedrío probablemente tenga poco de libre, ya que las elecciones que hacemos están condicionadas por lo que creemos. Somos esclavos sin saberlo, hasta que nos hacemos concientes de los límites. Y si las estrellas no son el límite, qué hay mas allá? La Estrella responde: “Libertad. Certeza.”

La libertad no tiene fronteras. No va ni viene. No puede ser buscada o atraída, sólo puede ser reconocida. La libertad se expresa a través de la inspiración, de la creatividad, pero sólo son formas de expresión. La libertad no tiene definición.

La Estrella no cree, sabe. Ha aprendido a ver los límites imaginarios. Está centrada, está enraizada, entonces vive su existencia con plenitud. Está en el Ahora. Aceptó sus condicionamientos, tanto lo que puede soltar como los que no, y tal vez eso la haya liberado. Tal vez eso la haya pacificado. 

Ella no lucha. Deja de resistir. Aprende de lo que llega sin atarse a ningún resultado. No pierde su individualidad ni su pureza, pero tampoco se aísla completamente, por eso es generosa. Ella es como la Libertad que, mientras creemos que tenemos que ir a buscarla, está en todas partes inundándolo todo con su luz, desnuda de creencias, de apariencias, de condiciones.

Entradas populares