Ir al contenido principal

Reflexiones: Lo que hoy me dice La Rueda

La Rueda de la Fortuna, Tarot Dalí
Me alejo de la idea de control. ¿Qué es el control? ¿Qué es lo que está bajo mi potestad, más que aquello que busco en mi interior? Sólo la voluntad de dar, el cómo, cuándo y a quién; y asimismo lo que decido recibir, sólo eso puedo controlar. Y es un tipo de control que aún sujeto a las pasiones terrenales, sigue siendo limitado. “Si quieres hacer reír a Dios, cuéntale tus planes” dijo el escritor y cineasta Guillermo Arriaga Jordán, ¿es lo mismo que dice La Rueda? La fuerza del destino es mistérica, incierta. Nos invita a cerrar los ojos y dejarnos llevar. Aun con el timón en una mano y la brújula en la otra, somos juguete de las olas del mar. Estamos a merced de los Elementos mucho más de lo que creemos. El control es ilusión, solo cuenta el deseo de prevalecer, de sobrevivir. 

Meditar con La Rueda implica trabajar con el cambio de circunstancias. El trabajo sería, mas bien, aceptar que a veces hay que adaptarse a lo que acontece. Nada es estático, nada permanece en su sitio. ¿Qué son la brújula y el timón  del pequeño barco que navegamos frente a las tempestades? ¿Decisiones? Sí, ¡siempre! Buscar aguas mas calmas o enfrentar la tormenta. Luchar o rendirse, esas son las decisiones que podemos tomar. Pero no podemos controlar la tempestad. La Rueda nos da un indicio del espacio que ocupamos en el esquema del universo, pero también nos da una buena noticia: los cambios, si los acompañamos con inteligencia y con actitud humilde, actuarán a nuestro favor.


La Rueda susurra: “Todos los caminos conducen al cumplimiento del destino. Si la Fuente Creadora es Destino, entonces la Rueda fluye eterna en esa dirección. El círculo no tiene principio ni fin, pero en su danza contiene propósito y misión.”

Entradas populares de este blog

Palabra es poder

“Callando es como se aprende a oír; oyendo es como se aprende a hablar; y luego, hablando se aprende a callar”. --Diógenes de Sìnope
Conocemos bien los refranes “Tenemos dos ojos y una boca para escuchar más y hablar menos”, “A buen entendedor pocas palabras bastan”, “Uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras”. Estas frases nos recuerdan el valor de la prudencia, de saber callar, empequeñeciendo de alguna manera el valor de la palabra. Pienso que es cuando se valora la palabra en toda su ley, cuando se aprecian mucho más los silencios.
La palabra tiene fuerza. Puede golpearse y herirse con ella, pero también traen sanación, como lo atestiguan los curadores “de palabra” que han existido siempre, o las sesiones de Registros Akáshicos, o una lectura de Tarot cuando es aplicada para esos fines. Éstos son espacios colmados de palabras. 
La palabra tiene fuerza espiritual, no llega sola jamás. Hay Espíritu en una palabra, aunque no todos puedan percibirlo, y cuando ese Espíri…

Participar o no de la vida, he ahí la cuestión

Ejercicio de tirada Cruz Simple con el mazo Rider Waite. La consultante quiere poner en marcha un proyecto participativo, y pregunta si es una buena idea hacerlo. Participar o no de la vida? he ahí la cuestión..
A favor: La Estrella En contra: Cuatro de Copas Consejo: Tres de Copas Camino a seguir: As de Copas Síntesis: El Carro
Se observan muchas ganas de llevar adelante este proyecto. Convendrá ver hasta dónde afectan las expectativas que la consultante se genera para ser constante.
La Estrella nos cuenta que es una idea que hace ilusión y genera entusiasmo. La consultante está en un momento creativo muy inspirado que sabe que le conviene aprovechar. Es algo que puede hacer muy bien, dado que el proyecto en sí requiere de mucha creatividad. Sin embargo, Cuatro de Copas indicaría a priori que su proyecto podría generarle poca empatía. Esto es importante, porque sus parámetros de exigencia para consigo misma pueden impedirle disfrutar de hacer algo que realmente le gusta y para lo qu…

Tarot Osho Zen: Renacer