Cómo aplicar el Tarot

¿Qué se puede observar en una lectura de Tarot? ¿Para qué me sirve? ¿Cómo usarlo en nuestro día a día?

El Tarot es una herramienta de evaluación y de autoevaluación. 

Por ejemplo, consultar el Tarot nos permite analizar nuestras relaciones; observar aspectos laborales y profesionales. Nos brinda orientación en cuanto a los pros y contras de cada situación. Nos aconseja cómo potenciar nuestras capacidades y qué aspectos tener en cuenta en determinadas situaciones. 

Con el Tarot podemos interpretar, descubrir o recordar nuestras verdaderas potencialidades.

Desde luego, es posible observar aspectos positivos y negativos del momento presente y que esto nos permita proyectarnos de cara al futuro, pero sin buscar "predecir un futuro".

Bajo ningún concepto la lectura de Tarot busca condicionar nuestro accionar, ni imponernos un destino predeterminado y fijo, ni mucho menos establecer juicios de valor (lo que es bueno o lo que es malo), sino que apuntará a brindar herramientas que nos permitan re-descubrirnos y abrirnos a oportunidades de crecimiento, es decir, el Tarot nos permite ver el abanico de posibilidades para el uso pleno y conciente de nuestro libre albedrío.

Los arcanos orientan y señalan una tendencia, pero no decretan. Nada está escrito en piedra, por lo cual no es recomendable limitarlo sólo al aspecto predictivo. Haciendo buen uso del Tarot, nos damos cuenta que son nuestras propias decisiones las que marcan nuestra ruta, y lo que el Tarot nos ofrece es la posibilidad de evaluar cualquier situación desde un punto de vista más amplio, ver el mapa completo.