lunes, 31 de octubre de 2016

"Vaciarnos de expectativas para que un estado de certeza interna surja"



Ejercicio: Tirada de Luna Nueva con el Tarot Osho Zen
Esta tirada se realiza sin pregunta previa y es para observar una proyección en el mes.
En la posición 1, esta tirada nos propone ver lo que puede germinar en este ciclo, la energía disponible en un estado potencial. Con la carta Renacer (10 de Aire), marca la chance de eliminar toda la caterva de pensamientos discordantes, resetearnos, apagando simbólicamente la máquina de pensar autodestructiva, nuestra mente. En la posición 3 de la tirada (Los Amantes) vemos el propósito, aquello para lo cual la semilla aparece. Esto significa que es hacia donde deberíamos apuntar si queremos obtener lo mejor y más elevado que nos ofrece este nuevo ciclo lunar. En el momento de ponernos en cero (lo que nos propone Renacer), el estado mental se vuelve lúcido y claro, permitiéndonos elegir los mejores caminos, tomando decisiones más maduras. En estas dos posiciones vemos entonces un proceso mental buscando salir de una zona de conflicto y dolor para entrar en una zona de claridad y amor. 

Los Amantes es, además, el único arcano mayor de la tirada, reforzando su importancia. Las decisiones que toman Los Amantes se apoyan en el corazón, confiando a partir de ahora en sus “corazonadas”. El Renacer de la semilla estará dirigiéndose a una evolución de la consciencia. La primera carta denota muchos pensamientos (cúmulo de ideas, planes y proyectos), ruido mental que tironea, dispersa y nos aleja de la concreción. Y lo que este ciclo nos ofrece con los Amantes es la posibilidad de darnos cuenta que podemos transformar esa energía, madurarla. O dicho de otra forma: podemos vaciarnos de expectativas para que un estado de certeza interna surja y nos guíe.

Lo que tenemos a favor aparece en la posición 2, vemos en la carta Plenitud (As de Arcoiris) las oportunidades, lo que está a nuestro alcance y las facilidades, pero nada de esto está apareciendo afuera de nosotros, es interno. La carta Plenitud nos sugiere que para potenciar nuestra semilla, deberemos aprovechar la disponibilidad de nuestros propios recursos y herramientas. Tenemos todo lo necesario. Recordemos que al ubicarnos en un estado de consciencia de abundancia activamos positivamente una ley universal conocida: 'Lo semejante atrae a lo semejante'.

Lo que obstaculiza el desarrollo de la semilla aparece en la posición 4, El Juego (Sota de Bastos). La carta nos advierte de las distracciones que nos hacen pasar por alto las oportunidades cuando se presentan. Es decir, atención a estar donde tenemos que estar pero sin hacer lo que tenemos que hacer. Cuando esto ocurre no “conectamos los cables”, entonces el potencial no llegaría a su propósito, no se concretaría. Esta carta nos habla de no perder el foco ni el impulso. La pérdida de entusiasmo o el simple aburrimiento son el 'peligro' en este ciclo.

El consejo que nos da la Luna es la carta Celebración (3 de Agua), y nos marca que el proceso se nutre de energía positiva y amorosa. No necesitamos luchar para alcanzar un propósito, no esta vez. Debemos despertar y ver nuestras propias capacidades, nuestra abundancia. Reconocer cuáles son las áreas de nuestra vida en la que nos sentimos más plenos. El amor se multiplica en este ciclo, y el consejo nos orienta a hacer las cosas que amamos sin imponernos cargas innecesarias o imaginarias. Una vez que nos liberamos de los pensamientos condicionantes, hirientes y limitadores, podemos abrirnos con certeza a lo que el corazón nos pide y darle el sí con confianza.