Ir al contenido principal

La Emperatriz que emerge


La Emperatriz del Tarot Illuminati

Amparada en su poder, la Emperatriz se sostiene en sus proyecciones. Necesariamente ella se expande, se abre y recibe las influencias del entorno, se nutre de ellas. Pero es, a su vez, una mujer poderosa y temida porque todo lo tiñe de su belleza y de sus colores, de su imponente energía. Es Venus participando de una danza que clama música de fondo para su puesta en escena.  Y nos convence. Ella nos explicará que lo que nos envuelve es el Amor por todas las cosas, y así nos fundimos con ellas. De repente comprendemos que también somos protectoras, cobijadoras, alimentadoras, damos energía y fuerza a todo lo que se guarda bajo nuestras alas. Madre somos. 

La influencia de este arcano, hoy, podría invitarnos a observar en qué aspectos de nuestra vida debemos ser maternales y protectoras. ¿Qué es lo que está necesitando nuestros cuidados, nuestros “mimos”, nuestra amorosa atención? O bien, ¿será que esta mujer poderosa necesita, al fin, emerger? Si así fuera, ¿Qué le impide salir a la luz? ¿Será que le tememos a ese poder que guardamos en nuestro interior?  Si la Emperatriz quiere salir a la superficie y manifestarse, será porque quiere entregarnos su corona y sus emblemas.

Reflexiones, Lo que hoy me dice..

Entradas populares de este blog

Ejercicio: tirada de dos cartas

Palabra es poder

“Callando es como se aprende a oír; oyendo es como se aprende a hablar; y luego, hablando se aprende a callar”. --Diógenes de Sìnope
Conocemos bien los refranes “Tenemos dos ojos y una boca para escuchar más y hablar menos”, “A buen entendedor pocas palabras bastan”, “Uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras”. Estas frases nos recuerdan el valor de la prudencia, de saber callar, empequeñeciendo de alguna manera el valor de la palabra. Pienso que es cuando se valora la palabra en toda su ley, cuando se aprecian mucho más los silencios.
La palabra tiene fuerza. Puede golpearse y herirse con ella, pero también traen sanación, como lo atestiguan los curadores “de palabra” que han existido siempre, o las sesiones de Registros Akáshicos, o una lectura de Tarot cuando es aplicada para esos fines. Éstos son espacios colmados de palabras. 
La palabra tiene fuerza espiritual, no llega sola jamás. Hay Espíritu en una palabra, aunque no todos puedan percibirlo, y cuando ese Espíri…

Tirada simple con Tarot de Marsella y oráculo de cristales