Ir al contenido principal

Tirada de Luna Nueva: semilla que necesita romper el cascaron para brotar y enraizar




Tirada de Luna Nueva realizado con Arcanos Mayores del Tarot de Marsella.

Luna Nueva. La energía de la semilla del nuevo periodo: El Diablo
En este ciclo lunar, El Diablo, si representa el enraizamiento de una labor, invita a adoptar una forma seductora y “vendedora” de aquello que hacemos. Apunta a promover la actividad, ofrecer nuestros servicios, mostrarse y anclar la actividad, montarse en la propia vidriera encontrando el placer en ello, disfrutando del hacer. En otro nivel, El Diablo representaría los aspectos sombríos que buscan hacerse visibles para tomar sobre ellos una determinación, ya que pueden tratarse de aspectos limitantes del carácter o bien pueden ser hábitos perniciosos que son necesarios reconocer pues están deteniendo un proceso de desarrollo.  ¿Podrían incluso ambas interpretaciones estar vinculadas, siendo que una fuera  el punto de partida para resolver la otra? Podremos evaluar esto a medida que avanzamos en la lectura.

Luna Creciente. Lo que favorece el crecimiento de la semilla: La Torre
La Torre nos impulsa a correr riesgos, a asumir cambios de paradigmas y salir al mundo. El esquema de esta carta propone cambios que se asumen en forma de crisis internas pero componen una apertura, que es la de flexibilizarse. Si la exposición y autopromoción que plantea El Diablo no es una posición agradable para la protagonista de esta lectura, convendrá entonces buscar mecanismos que le permitan habilitar este proceso de forma consciente y sin arriesgar de mas, sin sobre exponerse, pero comprendiendo que para que las raíces y el tallo salgan de la semilla, ésta debe romperse. Es un punto de inflexión que  permite una toma de consciencia incómoda pero necesaria.

Luna Llena. El propósito de la semilla, el por qué: La Emperatriz
Es el objetivo en este ciclo activar los mecanismos para que la semilla llegue a ser flor, árbol, la expresión visible de lo que en profundidad se está trabajando. El empoderamiento, aunque es una palabra trillada, tiene mucho que ver con la esencia de La Emperatriz, pues implica ser la propia autoridad. La Emperatriz goza y disfruta de la vida, de su rol social o familiar, se nutre pero nutre a la vez, porque tal como la Madre Tierra, ella es parte de un esquema que va más allá de ella misma. Las fuerzas del Universo actúan en este ciclo para que la consultante adopte determinación, autoconfianza, seguridad y fuerza, para que cumpla y concrete los proyectos. Tomar posesión del espacio de realización.
Cabe preguntarse qué clase de madre somos para nuestros proyectos. Si volvemos al Diablo, puede ser interesante analizar si se los ha estado sobreprotegiendo hasta asfixiarlos, si les permite crecer o no. Estarían, tal vez, en un  eterno parirse sin llegar a ver la luz. Retenerlos en el vientre, sobrealimentándolos, los debilita. Desde esta perspectiva, La Torre representa el Rayo Cósmico que rompe este cascarón, su acción se comprende mejor ahora. La tirada ayuda entonces a iluminar y ver que donde veíamos caos y dolor, podemos encontrar oportunidad de transformación y de empoderamiento. 

Luna Menguante.  Lo que perjudica el crecimiento y debe descartarse: Arcano XIII
El Arcano XIII sugiere descartar el miedo al cambio.  La cuestión sería no instalarse en la transición, hay que trascender superando el temor, soltar y asumir los cambios que ya están decretados en la psiquis. No vivir el cambio como el fin del mundo (interno y externo), sino como el fin de un mundo obsoleto que ya no tiene nada para ofrecer. Es natural pensar que todo va a transformarse a partir de la nueva mirada que tengamos de quiénes somos y que eso asuste. Sin embargo, tener en la lectura estos arcanos de transformación tan fuertes debería hacer reflexionar que no solo se han buscado estos cambios de una u otra manera, sino que además el universo está acomodándose para que sean, porque es un proceso en el camino de vida, es un paso más y es tiempo de darlo sin aferrarse a la antigua piel.

El consejo de la Luna Nueva. La mejor actitud a tomar: La Luna
La Luna revela la mejor actitud a tomar en cuestión de transformaciones y sugiere que se pongan en funcionamiento las  herramientas lunares: creatividad, intuición, y los aspectos más sanos del arquetipo maternal. Desarrollar estas cualidades o recordar que las tenemos, permite reconciliarse con los aspectos positivos de la Madre Universal, que nos devuelve a La Emperatriz en todo su esplendor. Completud del rol femenino solar y lunar aparece destacado en la tirada. Procrear, parir, y dejar crecer y volar a los “hijos energéticos” que son los proyectos, nuestros aspectos creativos. La no-posesividad como vía de realización.  

El Diablo como punto de partida es a la vez la raíz de lo bueno que le espera si hace la tarea, y al mismo tiempo el encadenamiento que se ha hecho consciente. La sombra por fin se hace visible
y puede trabajarse. Es tiempo. Apostar a la vida implica dar un salto, tomar un riesgo que nos saque del estado de letargo. Los partos son dolorosos pero éstos confían en su propósito. Y tener confianza en la propia intuición parece siempre un buen consejo.





Entradas populares de este blog

El sacrificio del Colgado

Ejercicio: tirada de dos cartas

La Rueda: regalo y desafío del 2017