Ir al contenido principal

"Lo que podemos saber de nosotros mismos podemos saberlo de todo"

 
“Como no son neutrales en su actitud hacia la vida, como encarnan ciertos puntos de vista y ciertas creencias y renuncian a otros, los naipes nos cambian. Con el tiempo – siempre con el tiempo – empezamos a ver el equilibrio de las cosas, la armonía estable en el seno del constante fluir y cambiar de la vida. Tomamos consciencia de lo Extraño que está siempre a la espera mas allá de nuestra experiencia ordinaria, aprendemos reconocer los dones que hemos recibido de la existencia y nuestra propia responsabilidad de entenderlos y usarlos. Y, por encima de todo, empezamos a captar la verdad que el Tarot trata de transmitirnos: el universo está vivo, y lo que podemos saber de nosotros mismos podemos saberlo de todo.”
Rachel Pollack

Entradas populares de este blog

Ejercicio: tirada de dos cartas

Palabra es poder

“Callando es como se aprende a oír; oyendo es como se aprende a hablar; y luego, hablando se aprende a callar”. --Diógenes de Sìnope
Conocemos bien los refranes “Tenemos dos ojos y una boca para escuchar más y hablar menos”, “A buen entendedor pocas palabras bastan”, “Uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras”. Estas frases nos recuerdan el valor de la prudencia, de saber callar, empequeñeciendo de alguna manera el valor de la palabra. Pienso que es cuando se valora la palabra en toda su ley, cuando se aprecian mucho más los silencios.
La palabra tiene fuerza. Puede golpearse y herirse con ella, pero también traen sanación, como lo atestiguan los curadores “de palabra” que han existido siempre, o las sesiones de Registros Akáshicos, o una lectura de Tarot cuando es aplicada para esos fines. Éstos son espacios colmados de palabras. 
La palabra tiene fuerza espiritual, no llega sola jamás. Hay Espíritu en una palabra, aunque no todos puedan percibirlo, y cuando ese Espíri…

Tirada simple con Tarot de Marsella y oráculo de cristales