Ir al contenido principal

Visualizacion con el Arcano XXI El Mundo



Sugerencias para hacer el ejercicio:
Puede practicarse con el mazo que más te resuene. Experimenta!
Si no tienes un mazo, usa la imagen que comparto en esta entrada. Se trata del Rider Waite Tarot, que tiene una hermosa ilustración.
Medita con la carta unos minutos antes de hacer el ejercicio, simplemente observándola.
Ten a mano lápiz y papel. Si quieres trabajar con una pregunta que quieras hacerle al Arcano, escríbela y léela en voz alta antes de comenzar.
Visualiza en silencio (sin música ambiental), la música resonará en tu interior. Prueba!
Aromatiza con un rico sándalo o una fragancia dulce.
Escribe las sensaciones, palabras, etc.  que hayas experimentado. Cada visualización puede traerte nueva información no solo sobre el arcano, sino sobre ti mismo.
Si lo deseas, escríbeme y cuéntame cómo te fue. Estaré encantada de leerte. (Puedes usar el formulario de la columna derecha o escribir a leyendamitica@gmail.com).




Comienza
Visualiza un enorme campo en un día soleado. Percibes el aire suave y fresco, un sol amigable de una tranquila mañana. Caminas apaciblemente por el campo hasta encontrar un lugar en donde sentarte cómodamente en el suelo y donde puedas apoyar la espalda. Te sientas en posición de loto y disfrutas del silencio. Te centras en ti.
En ese momento comienzas  a escuchar una música muy bella que te transporta fuera de ese lugar. No tienes que hacer nada, sólo dejarte llevar. La música está actuando como un portal.
Al observar nuevamente, te encuentras frente  a la carta El Mundo, una imagen de tamaño natural y viva, en movimiento. Observas al personaje de la lámina, los animales representativos de los Elementos, la corona de laureles, todo allí vive y respira. Estas en una dimensión distinta.
Poco a poco el paisaje que te rodea comienza a desvanecerse y quedan sólo la carta y tú flotando en un espacio vacío, silencioso y pacífico. Estas seguro, tranquilo, todo está bien ¿Sientes acaso una profunda armonía? Continúa observando la carta.
Ves ahora como se van desvaneciendo los límites de la carta, ya no están, y los animales alados se van dispersando en el espacio hasta perderse de vista.
A continuación, la corona de laureles se desarma y sus hojas se van esparciendo por el espacio hasta perderse de vista.
El personaje ahora se despoja de todo lo que lo cubre. Queda frente a ti completamente desnudo y libre. Obsérvalo ¿Cómo se siente? En silencio y profunda armonía, contemplas su imagen y notas también que te despojas de las vestiduras humanas. Ahora tomas consciencia del Espíritu que eres ¿Sientes acaso un inmenso amor? ¿Qué sientes?  
Ahora, el personaje te dice unas palabras. Pueden ser palabras sueltas o una frase, un consejo o una afirmación. Recíbelo, pues lo que fluya será lo que necesites en ese momento.
Agradece sus palabras y poco a poco vas regresando. Comienzas por ver la carta completamente reintegrada, luego el paisaje del campo se hace nuevamente visible, sientes el calor, el aire y la tierra fresca debajo de ti. Abre los ojos. Luego, escribe tus sensaciones sobre la experiencia. 



Entradas populares de este blog

Ejercicio: tirada de dos cartas

Palabra es poder

“Callando es como se aprende a oír; oyendo es como se aprende a hablar; y luego, hablando se aprende a callar”. --Diógenes de Sìnope
Conocemos bien los refranes “Tenemos dos ojos y una boca para escuchar más y hablar menos”, “A buen entendedor pocas palabras bastan”, “Uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras”. Estas frases nos recuerdan el valor de la prudencia, de saber callar, empequeñeciendo de alguna manera el valor de la palabra. Pienso que es cuando se valora la palabra en toda su ley, cuando se aprecian mucho más los silencios.
La palabra tiene fuerza. Puede golpearse y herirse con ella, pero también traen sanación, como lo atestiguan los curadores “de palabra” que han existido siempre, o las sesiones de Registros Akáshicos, o una lectura de Tarot cuando es aplicada para esos fines. Éstos son espacios colmados de palabras. 
La palabra tiene fuerza espiritual, no llega sola jamás. Hay Espíritu en una palabra, aunque no todos puedan percibirlo, y cuando ese Espíri…

Tirada simple con Tarot de Marsella y oráculo de cristales