Ir al contenido principal

Mensaje del Tarot para este día



Este día, el Tarot nos sugiere que confiemos en nuestras percepciones y no dudemos de nuestras capacidades. Nuestra intuición está afinada hoy y ésta puede impulsarnos pausada pero eficazmente a comprender mejor como funcionan nuestros mecanismos internos. La percepción y recepción de mensajes, cuando están a flor de piel, son excelentes herramientas de apoyo. Si permitimos que esta energía nos guíe, puede que veamos con sorpresa que algunas puertas se nos abren.

La tirada nos habla de amigarse con el entorno, de buscar puntos de encuentro y de coincidencias. Esto no implica que justifiquemos cosas con las que no estamos de acuerdo o negar una realidad evidente; sino  resaltar lo positivo, lo germinativo y no lo estéril. Cuando logramos, aunque sea por un momento breve, una mayor comprensión del rol que ocupamos en el universo, éste nos regala cierta tranquilidad y armonía interior. Las certezas suelen dar esos regalos, y a veces hay que bucear muy profundo para encontrarlos; pero otras veces no, están al alcance.

Entregarse con confianza nos coloca en un camino integrativo. La certeza de la que hoy nos habla el Tarot es que sólo estando en paz con nosotros mismos podemos estar en paz y mantener vínculos cristalinos con los demás. Un punto de partida es limpiar nuestra visión para ver con claridad. Los estímulos externos hoy parecen jugar a favor de esta tarea, aprovechémoslos y expresémonos en forma honesta y creativa.


Entradas populares de este blog

Ejercicio: tirada de dos cartas

Palabra es poder

“Callando es como se aprende a oír; oyendo es como se aprende a hablar; y luego, hablando se aprende a callar”. --Diógenes de Sìnope
Conocemos bien los refranes “Tenemos dos ojos y una boca para escuchar más y hablar menos”, “A buen entendedor pocas palabras bastan”, “Uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras”. Estas frases nos recuerdan el valor de la prudencia, de saber callar, empequeñeciendo de alguna manera el valor de la palabra. Pienso que es cuando se valora la palabra en toda su ley, cuando se aprecian mucho más los silencios.
La palabra tiene fuerza. Puede golpearse y herirse con ella, pero también traen sanación, como lo atestiguan los curadores “de palabra” que han existido siempre, o las sesiones de Registros Akáshicos, o una lectura de Tarot cuando es aplicada para esos fines. Éstos son espacios colmados de palabras. 
La palabra tiene fuerza espiritual, no llega sola jamás. Hay Espíritu en una palabra, aunque no todos puedan percibirlo, y cuando ese Espíri…

Tirada simple con Tarot de Marsella y oráculo de cristales