viernes, 25 de marzo de 2016

Reflexiones: La Torre y La Templanza



Recuerda que el temperamento no es algo estático sino voluble, y todo aquello que está vivo es factible de modificarse. Las emociones y pensamientos negativos suelen definir un carácter, pero no son el carácter. Lo que marca el carácter es el temple que mide hasta donde dejamos que estas emociones y pensamientos alteren nuestras vidas y nuestras relaciones.
Todo aquello que estando vivo aprende de sí mismo, logra ver lo que tiene que modificar de sí para trascender a un estado mas pulido de su ser. Si crees que tu carácter tiene fallos, compréndelos, sánalos, y resuélvelos. Permite al Agua Pura Esencial nutrirte y limpiarte para así recordar que vemos en los otros apenas un reflejo de quienes somos, porque no estamos separados. Si quieres rodearte de Amor, sé Amor. Si quieres rodearte de Amistad, sé Amistad. Si quieres mejorar tus relaciones transmite esto en actitud sustentada en actos puros y sinceros.
Recuerda que puedes hacer esto y más, pero recuerda también que cada quien vive sus procesos y los tiempos internos de cada uno marchan a un ritmo personal. Crea Paz en donde sea necesaria, pero permite también que fluya la Verdad de los otros y respeta la forma en que necesite ser expresada. Aplaca la tormenta con la contemplación de todas estas cosas. Medita y trasciéndelas.