lunes, 21 de diciembre de 2015

La Torre: El golpe divino



Reflexiones: Lo que hoy me dice La Torre



La Torre alude a que en la negación se esconde la soberbia de verse por encima de los ciclos.


El miedo produce la ceguera de no ver más allá de nuestras narices. Los acontecimientos tienen su homólogo en el interior de cada ser porque no son más que un reflejo. Lo que vemos afuera es proyección.


La Torre nos enseña que lo que ha de terminar para el cumplimiento de un ciclo, lo hará; y al mismo tiempo nos muestra qué ocurre cuando no lo aceptamos. Decididamente es una imagen que nos sacude de nuestro espacio de comodidad. No permite que nos instalemos en moradas alejadas de nuestra propia espiritualidad, nos obliga a avanzar.

Los autores nos recuerdan que los que caen no mueren. El miedo de la Torre no es a la muerte, sino al cambio de paradigmas que nos obliga a reconstruirnos desde cero, a revisar nuestra propia historia y a trazar un nuevo rumbo, más sencillo y compasivo. Contar de nuevo nuestra historia desde una mirada alejada del orgullo, más humilde y modesta, despojada de todo tipo de cargas dolorosas producidas por la negación.

 

miércoles, 16 de diciembre de 2015

"Viaje a nuestra propia profundidad"




“El viaje a través de las cartas del Tarot es básicamente un viaje a nuestra propia profundidad. Cualquier cosa que encontremos en ese viaje es, en el fondo, un aspecto de nuestro más profundo yo. Dado que el origen de estas cartas data de un tiempo en el que lo misterioso y lo irracional eran más reales que hoy, nos servirán de puente para llevarnos en busca de la sabiduría ancestral que todavía se halla en nuestro más profundo yo. Una sabiduría muy necesaria en la actualidad, tanto para resolver nuestros problemas personales como para encontrar una respuesta creativa a preguntas universales que nos conciernen a todos.”
(Sallie Nichols, Jung y el Tarot)
 

Arte: Lorenzo Goñi

lunes, 14 de diciembre de 2015

Lo que hoy me dice La Templanza


La Templanza, Gendron Tarot

La Templanza conforma un enlace de amor como respuesta hacia todo lo que Es. Es una representación simbólica de nuestra propia capacidad de sanarnos a nivel físico, mental y espiritual.

Ella dice:
“Aprendo a escuchar y así me adapto a las circunstancias.
Redefino mis posturas y contemplo.
Trasciendo mis problemas sin resistencias, solo fluyo
Transmuto mi energía hacia un estado más pleno
Me integro al mundo para comprenderlo,
porque soy parte de todo y todo es parte de mí.
Soy Agua de la vida transmutada,
por eso transformo lo ordinario en extraordinario.
Soy alquimia sagrada.”

 

Afirmación para trabajar con La Templanza

Mediante una tranquila transición vivo un proceso de cambio que me permite crecer.