Ir al contenido principal

Lo que hoy me dice El Diablo


Trabajo personal con el Arcano El Diablo, del Rider Waite.
"Has de reconocerme como una parte de ti. No la mejor, ciertamente, pero aquí estoy. No puedes matarme ni cambiarme. ¿Qué hacer conmigo, entonces? ¡Mírame! Hasta que ya no me temas. Mírame y vénceme con una mirada. No te sometas a mi oscuridad y me tendrás por siempre como tu aliado. Pero cuidado, cuando creas que ya lo has logrado puedo sorprenderte. Fíjate bien, soy transparente pero no invisible si estas atenta. 

Estoy cerca de ti, pero no dentro. Estoy dentro de ti, pero no tan cerca ¿Comprendes? No puedes deshacerte de tu sombra, no puedes deshacerte de tu humanidad. Lo que te ata a mi no está en mi sino en tu miedo a Ser, a trascender la comodidad que te proporciono ¿Crees que soy cruel? Crees bien, pero no es todo lo que puedo ser. También puedo ser un maestro. 

Claudicas a menudo porque adoleces. ¡Madura, entonces! Atrévete, y las cadenas desaparecerán. Eres capaz de hacerlo, por eso soy gigante, porque es gigante tu fuerza, sólo que no la vez. Solo me ves a mí y a mi tenue luz. Te desafío, niña, te desafío a mostrarte a ti misma que eres portadora de una luz más brillante que mi antorcha. No sucumbas al intento, no corras al primer obstáculo, pruébate hasta el final y veremos quién tenía la razón. Te desafío a desafiarme y a que crezcas a pesar de mí."


Reflexiones: Lo que hoy me dice..



 

Entradas populares de este blog

Ejercicio: tirada de dos cartas

Palabra es poder

“Callando es como se aprende a oír; oyendo es como se aprende a hablar; y luego, hablando se aprende a callar”. --Diógenes de Sìnope
Conocemos bien los refranes “Tenemos dos ojos y una boca para escuchar más y hablar menos”, “A buen entendedor pocas palabras bastan”, “Uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras”. Estas frases nos recuerdan el valor de la prudencia, de saber callar, empequeñeciendo de alguna manera el valor de la palabra. Pienso que es cuando se valora la palabra en toda su ley, cuando se aprecian mucho más los silencios.
La palabra tiene fuerza. Puede golpearse y herirse con ella, pero también traen sanación, como lo atestiguan los curadores “de palabra” que han existido siempre, o las sesiones de Registros Akáshicos, o una lectura de Tarot cuando es aplicada para esos fines. Éstos son espacios colmados de palabras. 
La palabra tiene fuerza espiritual, no llega sola jamás. Hay Espíritu en una palabra, aunque no todos puedan percibirlo, y cuando ese Espíri…

Tirada simple con Tarot de Marsella y oráculo de cristales