Ir al contenido principal

El arcano escondido (VII)



Foto: Oded Balilty


Esta fotografía tomada por Oded Balilty, fue la ganadora del Pulitzer de Fotografía Periodística 2007. La foto nos sitúa en Cisjordania, y nos muestra el instante en el que una mujer judía intentaba evitar que diez mil policías israelíes desalojaran el campamento de Amona y que demolieran su hogar.  Podemos suponer que sus esfuerzos fueron finalmente infructuosos, pero no deja de ser inspiradora esta instantánea como imagen de resistencia. La energía y la fuerza de un Siete de Bastos, quien no se doblega ante las circunstancias, aún sintiéndose sólo y superado por ellas, enfrenta con valor sin especular con un resultado.


El arcano escondido habla de la valentía de aquel que no se rinde. Hay muchas maneras de enfrentar las situaciones ante las que nos pone la vida, para el Siete de Bastos la resignación no es una de ellas. Sin embargo, al entrecruzarse los sentimientos con esa voluntad férrea, no piensa con claridad. Este arcano podría de esta manera exponerse innecesariamente a empeorar su situación si no calibra sus emociones. Porque la rudeza y el valor son actos instintivos, se activan cuando nos sentimos en peligro y nos hacen defender nuestra casa, a los nuestros o a nosotros mismos sin mirar las consecuencias que pueden sobrevenir. Aquí, el Siete de Bastos no responde a un acto reflexivo, sino que se trata de una reacción ante un hecho puntual. El valor permite una acción heroica cuando se precisa.


Lo que me inspira esta foto al verla es la importancia de no renunciar a nuestros derechos, a lo que creemos que es justo o a lo que creemos que nos merecemos. Nos muestra que debemos defendernos, ser firmes en nuestras convicciones.


Las cualidades de este arcano nos hablan de resistir, de luchar, de imponerse enérgicamente si nos sentimos amenazados, de defender nuestros puntos de vista. Si pudiera decirnos algo, imagino que diría “Si hay algo en lo que creo, confío en que necesitaré mi fuerza y determinación para defenderlo. Nada se termina hasta que se termina, y siempre vale la pena luchar por mis ideales. El valor me llevará por el camino de la locura o de la redención”


La realidad de la foto nos acercaría tal vez a un siete de bastos invertido, aquel que nos muestra la superioridad de un rival difícil o imposible de derribar. Pero los valerosos Siete de Bastos, sus actos y su impronta han de dejar una huella que nunca pasa inadvertida. ¿Cuál es el arcano que ves escondido?

Entradas populares de este blog

El sacrificio del Colgado

Ejercicio: tirada de dos cartas

La Rueda: regalo y desafío del 2017