viernes, 25 de septiembre de 2015

Excalibur y El Loco




La espada en manos del inocente es Excalibur y ella ajusticia, separa la paja del trigo e impone una lección. Parece decir que en el campo de las ideas relajarse es mejor, pues desde la mente serena pueden llevarse a cabo sabias acciones.
El As de Espadas es la mente limpia que proyecta, que establece normativas saludables y que corta lazos nocivos.
Ella, pretenciosa daga, quiere hacer justicia en este mundo, pero en manos del Loco juega en el aire y apela a una simple necesidad inmediata: preservar la Virtud ¿Pero cómo?
Excalibur exclama: “Libérate de la necesidad de decir a cada paso “Esta es mi Verdad”, pues incluso la Verdad necesita contener propósito, momento y lugar para expresarse ¡Alivia tu carga! No es tu deber curar los males ajenos, pero sí lo es observar los tuyos. Hacer tu parte implica que antes de imponerte, debes aprender. Asume esto y estarás dando un paso importante en el camino de la sabiduría. La razón se posa como un ave sobre la cabeza de los puros de corazón y desde allí reina cuando comprende que tener la razón no lo es todo.”

Reflexiones: Lo que hoy me dice...
Foto: Tarot de Leyenda.

lunes, 21 de septiembre de 2015

Primavera

La vida es hermosa, la humanidad se compone tambien de cosas buenas, el mundo es mágico y no vinimos aquí a perdernos nada de eso. Será el perfume de la primavera lo que renueva mi memoria, a pesar de la infaltable lluvia de cada 21 de septiembre. Pero me acordé que un pajarito me dijo una vez: "La alegría no te pierde ¡No la pierdas!" 
Gracias por las maravillas!! 
Ilustración: Jean Baptiste Monge.

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Si buscas un ideal, construyelo




Las cartas de oros potencian una necesidad de materializar los proyectos, aunque el Dos de Oros todavía parece indeciso en cuanto al mejor rumbo. Todo depende – dice él – de para qué lado sople el viento. Pero esto no implica que no sepa lo que quiere, simplemente no determina aún a qué darle prioridad y espera que algo, posiblemente exterior a él, lo ayude a inclinar la balanza. Mientras tanto, avanza como puede en distintas direcciones, es decir que nutre con su energía lo que no quiere que se pierda. Se mantiene activo, sí, ¿pero productivo? Probablemente por eso llega el Rey de Bastos e intenta poner algo de orden, (¿Para qué sino, existirían los reyes?) Este rey nos recuerda que aunque pongamos la misma energía en distintos proyectos, inevitablemente uno nos “tira” más que otro. Tratar de reconocer qué nos seduce más a la hora de llevar a cabo un proyecto es lo que nos lleva en definitiva, en la dirección correcta. Entonces, el rey se presenta como una motivación, un impulso, la determinación personal (no exterior) que transforma el velero del dos de oros en un barco a vapor. 

Vemos a la hermosa Reina de Oros como la atmósfera en la que todo se desarrolla, potencia su propia energía creativa y materializa sencillamente con “pulgares verdes”, como dice Jean Shinoda Bolen. Ella pone manos a la obra y trabaja en su jardín. Quien quiera un jardín - nos recuerda esta reina - que plante sus propias rosas, que se ensucie con la tierra y riegue con su propio sudor y que lo haga, además, con suma paciencia. Este es el proceso ineludible para ver el resultado posterior consumado. El jardín es consecuencia de un acto de amor, es decir, de un compromiso con nuestros objetivos.
  El jardín es nuestra abundancia.

La tirada entonces nos cuenta que la indecisión del dos de oros sí nos mantiene en actividad, pero para que esta actividad sea realmente productiva se necesita ir en la dirección de lo que nos entusiasma, lo que nos motiva a superarnos. No existen formas correctas o incorrectas de hacer las cosas, pues en cada camino hay siempre un aprendizaje, existen simplemente formas que retrasan o que colaboran en la concreción de un objetivo. Entonces, la sugerencia es que no demos más vueltas y hagamos lo que nos gusta, pues los ideales, al igual que los caminos, sólo nos llevan a alguna parte mientras los hacemos. Las claves aquí son potenciar nuestra creatividad, ser proactivos, confiar en el propio instinto y entregarse a la tarea que nos da más placer para llegar a nuestro espacio de abundancia.

 

jueves, 3 de septiembre de 2015

Lo que hoy me dice: Cuatro de Oros



Me dice el Cuatro de Oros: “Profundiza en la práctica de tus aptitudes. Capitaliza el aprendizaje obtenido a través de las experiencias. Atesora en tu corazón la voluntad de crear, recordando que aquello que guarda el corazón debe tener cimientos, de lo contrario no podrá compartirse.  La materialización de nuestra misión ha de contener Amor.
 
La voluntad de crear, cuando se amplifica, ayuda a concretar. Pero atiende esto: en la búsqueda de forma y de seguridad, también puede ser prisión. Por eso, imagina si en el mundo hubiera más lugares sagrados que castillos o fuertes, si hubiera más puentes que muros…

Lo que construimos nos define. Construyamos entonces desde el Amor, y el elemento transmutado del que nos hablan, ese que se convierte en Oro, será acaso el barro del que estamos hechos.”


Reflexiones: Lo que hoy me dice...

martes, 1 de septiembre de 2015

Lo que hoy me dice: Dos de Copas



En este día abrimos nuestro corazón a la maravillosa oportunidad de sorprendernos. Mirar con nuevos ojos lo que acontece cotidianamente es un ejercicio óptimo para desarrollar la pureza de la niñez en nuestro presente. Esa cualidad que nos permite sorprendernos con el mundo y queramos seguir siendo parte de él. ¿Qué es, sino, lo que podemos esperar de nuestro día a día, más que la oportunidad de ser merecedores de tanta abundancia? 

Mirar con nuevos ojos es mirar dos veces, y reconocer así lo mejor en el otro o en aquello que podemos rescatar positivamente de las situaciones, porque aún en los duros avatares de la vida hay enseñanza y regalo. 

Mirar de nuevo, mirar con dulzura, crear puentes e involucrarse como ejercicio indispensable para el bien vivir.


Reflexiones: Lo que hoy me dice