Ir al contenido principal

"Sepa que usted posee un poder inmenso, convénzase y ese poder le vendrá un día"

“Sepa que usted posee un poder inmenso, convénzase y ese poder le vendrá un día”. Ramakrishna



La Emperatriz, Love Tarot
Voy a tratar de ser exquisita en mis apreciaciones. Trataré de ser excelsa en mis movimientos. Así se comportan las reinas y yo no seré menos, pues en gala me visto y acicalo, mi cetro brilla cual sol y mis ornamentos me destacan sobre el resto de la multitud. Qué soy? Quién soy? Mi autoridad no se discute, pero apoyo mis investiduras sobre un poder artificial.
Parezco poderosa, pero lo soy? Me busco en el interrogante y me hallo escondida en mis debilidades, en mi necesidad de brillo, de aplauso, de reconocimiento, de aprobación. Me encuentro en la vanidad, en la forzosa decadencia de mis atributos físicos, que son pasajeros como la belleza misma cuando es terrenal. Si mi poder se basa en lo que poseo o en lo que parezco, faltaré a mi verdadera esencia y traicionaré mi Ser, pues hay algo dentro de mí que brilla con más fuerza que nada y es la integración con el mundo vivo y latente que me rodea. 
Soy ama de los campos fértiles, de las aguas cristalinas y de los huevos por nacer. Soy ama de la vida misma y en ello debo reconocerme. Debo reconocerme. Hasta tanto eso ocurra, en mi eterno elemento me moveré con gracia y me brindaré en dulces satisfacciones, hasta tanto eso ocurra! Y me vuelva vigorosa hacia mi verdadera grandeza.

Entradas populares de este blog

Ejercicio: tirada de dos cartas

Palabra es poder

“Callando es como se aprende a oír; oyendo es como se aprende a hablar; y luego, hablando se aprende a callar”. --Diógenes de Sìnope
Conocemos bien los refranes “Tenemos dos ojos y una boca para escuchar más y hablar menos”, “A buen entendedor pocas palabras bastan”, “Uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras”. Estas frases nos recuerdan el valor de la prudencia, de saber callar, empequeñeciendo de alguna manera el valor de la palabra. Pienso que es cuando se valora la palabra en toda su ley, cuando se aprecian mucho más los silencios.
La palabra tiene fuerza. Puede golpearse y herirse con ella, pero también traen sanación, como lo atestiguan los curadores “de palabra” que han existido siempre, o las sesiones de Registros Akáshicos, o una lectura de Tarot cuando es aplicada para esos fines. Éstos son espacios colmados de palabras. 
La palabra tiene fuerza espiritual, no llega sola jamás. Hay Espíritu en una palabra, aunque no todos puedan percibirlo, y cuando ese Espíri…

Tirada simple con Tarot de Marsella y oráculo de cristales