Ir al contenido principal

Alegría

Amar es entregarse, es un salto al vacío, es una apuesta a lo incierto. Es, indefectiblemente, un riesgo que debemos asumir con el corazón puro, con el alma limpia de sospecha. Es integrarnos sin perder nuestra individualidad, y al mismo tiempo reservar nuestro espacio sin que eso conlleve el sufrimiento de la soledad. 
Amar es, entonces, trascender esa separación que existe sólo en nuestra mente ¡Qué maravilloso premio le aguarda a aquel que aprende a amar sin miedo!

Entradas populares de este blog

Ejercicio: tirada de dos cartas

La Rueda: regalo y desafío del 2017

Tirada simple con Tarot de Marsella y oráculo de cristales