Ir al contenido principal

El que siembra vientos cosecha tempestades


Hay una frase que cuando la leí se me quedó pegada: "El que siembra vientos cosecha tempestades" dice el refrán, nada define mejor la acción de atacar a otros y recibir a cambio una respuesta inesperada o mal calculada. 

Cinco de Espadas
Hay personas que no miden el alcance de sus palabras, son provocadores y hostiles aunque más no sea por llamar la atención, no estiman el efecto que pueden causar en el otro y subestiman la respuesta que pueda llegarles en consecuencia. Años de resentimientos y verdades guardadas bajo siete llaves terminan saliendo a flote como en medio de un naufragio. Es triste pero cualquiera diría que así tenía que ser, las verdades tienen que salir. Pero se debe ser prudente a la hora de juzgar o mejor no juzgar. Son indeseables las tormentas cuando estamos en medio del mar. 

Si cada uno se enfocara en lo que mejor hace en vez de distraerse en comparaciones perversas nos privaríamos de la locura que generan por no saber ser mejores de lo que son. Tales acciones pocas veces los llevan a un verdadero triunfo.

"Otra victoria así y estamos perdidos" (Rey Pirro)

Entradas populares de este blog

Ejercicio: tirada de dos cartas

Palabra es poder

“Callando es como se aprende a oír; oyendo es como se aprende a hablar; y luego, hablando se aprende a callar”. --Diógenes de Sìnope
Conocemos bien los refranes “Tenemos dos ojos y una boca para escuchar más y hablar menos”, “A buen entendedor pocas palabras bastan”, “Uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras”. Estas frases nos recuerdan el valor de la prudencia, de saber callar, empequeñeciendo de alguna manera el valor de la palabra. Pienso que es cuando se valora la palabra en toda su ley, cuando se aprecian mucho más los silencios.
La palabra tiene fuerza. Puede golpearse y herirse con ella, pero también traen sanación, como lo atestiguan los curadores “de palabra” que han existido siempre, o las sesiones de Registros Akáshicos, o una lectura de Tarot cuando es aplicada para esos fines. Éstos son espacios colmados de palabras. 
La palabra tiene fuerza espiritual, no llega sola jamás. Hay Espíritu en una palabra, aunque no todos puedan percibirlo, y cuando ese Espíri…

Tirada simple con Tarot de Marsella y oráculo de cristales