lunes, 30 de septiembre de 2013

Sota de Bastos

Que no nos engañe su actitud distraída, este paje es fuego y como tal no es una presencia que pasará inadvertida. Su actitud relajada es ni más ni menos que reflejo de su auto-confianza.
La Sota de Bastos, cuando se manifiesta como una situación, es un impulso que renueva, ya sea como la llegada de buenas noticias o de respuestas esperadas. Es el impulso que necesitamos para ponernos en marcha. La Sota de Bastos nos anima a ser receptivos y a renovar bríos, a encarar de forma optimista la jornada y quizá a ser un poco como él en la forma de vernos a nosotros mismos.