Ir al contenido principal

Tarot y salud


Si bien sabemos que una sala de Tarot no es el ámbito para consultas de salud, pues los tarotistas no somos médicos, los arcanos pueden brindar una orientación para dejar más tranquila a la persona preocupada o confirmarle que puede haber una dolencia que requiera la visita a un profesional de la medicina. Quedará en manos del consultante tomar esa información y eventualmente dar con el médico que le dé un diagnóstico preciso y el tratamiento adecuado. Pero no en todos los casos es conveniente “abrir esa puerta”, ya que hay casos especiales de personas que viven temiendo haber contraído todo tipo de enfermedades. Habilitar este tipo de consultas sería contraproducente, pero ante casos puntuales y gracias a las correspondencias astrológicas de los arcanos se puede orientar en cierta dirección.  

El Tarot es una herramienta que, bien aplicada, sirve para mejorar en aspectos donde necesitamos mejorar, para tomar consciencia sobre actitudes nocivas que nos estén perjudicando en la relación con los demás y con nosotros mismos, y para marcar una saludable distancia de las preocupaciones, si las tenemos, que nos permita tomar mejores decisiones. Entonces, como consejo práctico sugiero que si existen síntomas o sospechas de alguna dolencia, es mejor acudir al consultorio de un médico antes que al de una tarotista. De esa forma se toma el toro por las astas y, en el mejor de los casos, no se alientan temores infundados.

Entradas populares de este blog

Ejercicio: tirada de dos cartas

La Rueda: regalo y desafío del 2017

Tirada simple con Tarot de Marsella y oráculo de cristales